Archivos Empresas

Noticias de Geriátricos Residencias Ancianos

residencias ancianos

Combatir el frío en la tercera edad

Poco a poco va llegando el frío y es necesario tomar algunas precauciones para que éste no perjudique nuestra salud. Especialmente las personas mayores son las que les puede afectar más, ya que el frío puede acarrearles consecuencias que, a la larga, podrían ser nocivas.

Tenga en cuenta que las molestias iniciales cuando una persona tiene frío no tienen un efecto inmediato en el cuerpo y, habitualmente, los primeros síntomas pueden salir al cabo de unos días de haber estar expuesto a temperaturas bajas y no haberse protegido adecuadamente.

En la tercera edad son muy comunes las infecciones respiratorias durante el otoño e invierno, debido a ya de por sí su vulnerabilidad frente al resto de población. Por ello, una simple gripe o catarro puede derivar a mucho más.

En las residencias de ancianos tienen muy en cuenta éste aspecto y cuidan cada detalle para que las personas mayores se encuentren bien en sus instalaciones y obtengan bienestar. Así, les dan consejos y los profesionales de los geriátricos les ayudan a llevarlos a cabo. Algunos son:

Abrigarse bien: con el cambio de estación, la ropa debe adaptarse y, llevando prendas calientes, impermeables y ligeras, los ancianos están mucho más cómodos y calentitos. Para la cabeza, los gorros son la mejor opción, igual que llevar guantes en las manos.

Pasear: aunque haga frío, el ejercicio físico es buenos para su salud y, tapándose correctamente y con un calzado adecuado, deben realizar sus paseos habituales. Lo más importante es no realizar cambios bruscos de temperatura.
Además, pasear ayuda a la circulación, ya que ésta con el frío puede deteriorarse.

Dieta: es necesario, como en todas las épocas del año, cuidar la alimentación. Debe ser sana y equilibrada y puede aumentar las necesidades calóricas a partir del otoño. Las bebidas calientes son un buen aliado, especialmente las infusiones.

En las residencias de ancianos también tienen mucho cuidado en ventilar cuidadosamente las habitaciones, con el objetivo de airearlas pero sin que entren corrientes de aire.

Siguiendo estas precauciones, el bienestar de nuestros mayores está garantizado y, gracias a los cuidados de los profesionales de los geriátricos, el frío está bajo control.

geriátricos

La importancia de la higiene de las personas mayores en los geriátricos

El cuidado personal es esencial para todas las personas, especialmente para las personas mayores, siendo incluso clave en su envejecimiento. Su higiene y aseo depende su buen estado de salud y encontrarse bien consigo mismo.

En los geriátricos tienen en cuenta éste y otros aspectos para que los ancianos estén cómodos y siempre atendidos. De hecho, los profesionales del sector tratan el cuidado personal con mucho tacto y cariño.

Es importante saber que, gracias a una buena higiene, se pueden evitar infecciones, malos olores y promover la autoestima de manera positiva de las personas mayores, tan importante durante su estancia en una residencia. Además, gracias a los cuidados del personal cualificado, mantienen la piel hidratada y mejora su circulación sanguínea.

Debe saber que muchos residentes pueden tener algún tipo de dependencia y deben realizarle cuidados personalizados. En el caso de personas muy dependientes, la higiene es todavía más importante, ya que al no haber movilidad, pueden salir llagas en el cuerpo que se deben evitar. Son personas que normalmente deben estar en cama o en una silla, debido a sus dificultades motoras.

Así, los cuidadores de las residencias de ancianos realizan una atención diaria de aseo, que comprende un baño, limpieza de oídos, axilas, cabello, boca, etc.
Igualmente, cuando sea necesario, cuidan específicamente las uñas de las manos y los pies, incluso tienen visitas de podólogos habitualmente.

Es importante también realizar revisiones bucales a los mayores, para que puedan comer bien y no tengan molestias.

El aspecto externo es también muy importante y tener la ropa limpia, las gafas, etc. es esencial, así como ponerles perfume.

Así pues, la higiene y el cuidado personal es sumamente relevante y forma parte del bienestar de los mayores. Por ello, en los geriátricos lo tienen bien presente y ponen todo su empeño para que así sea y sus residentes obtengan más y mejor calidad de vida. Sin duda, es importante para que se sientan a gusto en este entorno.

residencias ancianos

Tipos de dependencia de las personas mayores

En las residencias de ancianos cuidan a los mayores de manera constante, especialmente a las personas con dependencia, ya que su bienestar está totalmente en sus manos.

La dependencia consiste en la pérdida de autonomía, ya sea de manera física, psíquica, intelectual, etc. Ello conlleva además que el afectado necesite ayuda para poder desarrollar las actividades diarias, como levantarse de la cama o del sofá, comer, beber, ducharse, andar, vestirse, ir al baño, etc.

En estos casos es necesario que el personal del geriátrico le ofrezca soporte para poder llevar a cabo todas estas rutinas cotidianas.

Existen diferentes grados de dependencia. Así, encontramos el grado I, que son los mayores que necesitan ayuda sólo una vez al día; el grado II, se trata de una dependencia severa i consiste que es necesario tener soporte dos o tres veces durante la jornada; y el grado tres, que es aquél donde la persona necesita a un cuidador durante todo el día.

De la misma manera, existen diferentes tipos de dependencia:

Dependencia física: las personas con dependencia física requieren ayuda para realizar funciones físicas, ya que han perdido parte o total movilidad de alguna parte de su cuerpo.

Dependencia psíquica: son personas que han perdido la capacidad para manejar sus propias decisiones y, habitualmente, no pueden resolver sus propios problemas y emociones.

Dependencia sensorial: nos encontramos con esta dependencia cuando la persona tiene afectación en alguno de sus sentidos, como la vista o el oído, entre otros.

Dependencia mixta: ocurre cuando se encuentran a la vez más de dos dependencias, y hace que la persona pueda ser más vulnerable y necesite más soporte.

Para poder atender a todos los mayores, sean dependientes o no, en las residencias de ancianos cuentan con personal profesional y cualificado para atenderles y cuidarles adecuadamente, y así darles el trato  personalizado que necesiten.

A la hora de escoger geriátrico asegúrese que sean centros homologados y que tengan todas las garantías, ya que así obtendrá más seguridad y confianza.

residencias ancianos

Las residencias de ancianos cuidan a todo tipo de dependientes

La dependencia es la necesidad que una persona tiene de otra, de manera más o menos continuada, según su grado y tipología. Esta asistencia o ayuda es esencial para poder desarrollar sus actividades diarias.

Éstas pueden ser desde mantener la posición del cuerpo, levantarse o acostarse, caminar, asearse solo, utilizar solo el servicio, vestirse y desvestirse y comer o beber. Todas ellas importantes para poder desenvolverse de una forma cotidiana.

También encontramos dependencia cuando se necesita el soporte material, como una silla de ruedas o una cama adaptada i articulada.

Aunque las personas mayores son las más propensas a sufrir dependencia, puede aparecer a cualquier edad. En el caso de los ancianos, en las residencias y geriátricos saben cómo actuar en cada caso y cuidan cada detalle con profesionalidad para que se sientan a gusto y con el mayor bienestar posible.

Encontramos diferentes tipos de dependencia. En primer lugar la física, consistente en la pérdida del control de las funciones corporales; psíquica o mental, perdiendo la capacidad de resolución y toma de decisiones; sensorial, cuando se hallan alteraciones en los sentidos i dificultando, por ejemplo, realizar cualquier tipo de tarea, leer, conducir, etc.; o mixta.

Igualmente, existen diversos grados de dependencia, grado I, grado II y grado III, según si la dependencia es moderada, severa o la persona afectada tiene gran dependencia. Dependiendo del grado, se necesitará más o menos ayuda en según qué actividades y momentos del día.

En el caso del grado III, la persona requiere cuidados durante todo el día y ayuda de otra persona de manera continuada, ya que no tiene autonomía.

En las residencias de ancianos, gracias al personal médico y a las instalaciones adaptadas, dan el soporte necesario y la ayuda a las personas que lo necesiten.

En los geriátricos saben cómo actuar en cada caso y cómo cuidar a las personas dependientes, sea cual sea su grado o tipología.

geriátricos

El Alzheimer, muy presente en los geriátricos

En los geriátricos cuidan a los ancianos como si fueran su familia, con el objetivo que se sientan como si estuvieran en su casa. En las residencias se encuentran personas con todo tipo de dependencias y/o enfermedades, que los especialistas tratan de manera profesional y adaptada a las necesidades de cada persona.

En el caso de los afectados por el Alzheimer, los cuidan especialmente para poder reducir al máximo el avance de la enfermedad y que obtengan el mejor bienestar posible.

De hecho, los geriátricos es una buena opción para que los ancianos puedan estar en el caso de tener Alzheimer, ya que les pueden proporcionar los cuidados esenciales que requieren, así como estar atendidos las 24 h del día.

Esta enfermedad se caracteriza por una degeneración progresiva de las células del cerebro, provocando una disminución de masa cerebral. Así, los pacientes pueden mostrar pérdida de memoria, desorientación, deterioro intelectual, alteración del lenguaje, dificultad de resolución de problemas, etc. Es la causa más frecuente de demencia y suele venir acompañada de cambios bruscos de personalidad y comportamiento.

Debe tener en cuenta que los afectados van perdiendo poco a poco sus capacidades para realizar actividades diarias y su autonomía, por lo que necesitan ayuda y cuidados cada vez más.

Aunque no hay tratamientos definitivos, sí que existen medicamentos que ayudan a paliar los síntomas y mejorar su bienestar. De todas maneras, al pasar los años e ir avanzando la enfermedad, éstos merman su capacidad y el Alzheimer progresa.

Las causas del Alzheimer son desconocidas, pero pueden intervenir muchos factores que pueden provocar las probabilidades de padecerlo, como la edad, el sexo, la herencia familiar, el factor genético y los factores medioambientales.

En los geriátricos conocen cómo atender adecuadamente a las personas que padezcan esta enfermedad y, junto con sus familiares y entorno, hacer que la calidad de vida del afectado sea la mejor posible.

residencias ancianos barcelona

En las residencias de ancianos en Barcelona miman su musculatura

En la residencias de ancianos en Barcelona cuidan al máximo a las personas mayores, especialmente su salud. La prevención es tan importante como la recuperación y, para ello, realizan periódicamente ejercicios físicos y cuidan su alimentación.

La pérdida de masa muscular a partir de los 60 años es una realidad y es necesario poner remedio para que los residentes no sufran deterioro en su cuerpo ni caídas accidentales por no tener suficiente fuerza. Aunque cada persona es diferente y puede tener un nivel de dependencia superior o inferior, se debe prestar atención a la musculatura de las personas mayores para trabajarla adecuadamente.

Por ello, con la finalidad de aumentar su fuerza física, ser menos dependientes, tener más densidad ósea, etc. es esencial realizar actividades constantes, además de llevar una alimentación equilibrada y saludable. Sin consumir los alimentos necesarios, puede existir desnutrición y, como consecuencia, también masa muscular.

Así, en las residencias de ancianos en Barcelona, sus mayores pueden gozar de mayor calidad de vida, bienestar y menos riesgos de caídas.

En los geriátricos, los profesionales que tienen contacto día a día con los residentes, preparan dietas y planes de ejercicio según cada caso en particular, sus carencias y sus necesidades. Además, hay que tener en cuenta que muchos han podido pasar por procesos quirúrgicos, provocando menos movilidad durante su proceso de recuperación. En estos casos, se realizan actividades adaptadas y a medida, para que su masa muscular se vea fortalecida en la medida de lo posible y no pierda movilidad durante este período.

Para las personas mayores es tan importante, como hemos comentado, la prevención y anticiparse a posibles lesiones, mantener la masa muscular, aumentarla si es posible como recuperarse de las lesiones rápidamente.

A la hora de escoger entre las muchas residencias de ancianos en Barcelona, fíjese en el grado de implicación del personal en cuanto a los ejercicios y a ofrecer una buena alimentación, ya que de ello depende su calidad de vida.

residencias ancianos

Es esencial mantener la hidratación en las residencias de ancianos

Los ancianos son de los colectivos con mayor riesgo de deshidratación, ya que, con el avance de la edad, se pierde el reflejo de la sed. Por ello, es esencial prestarles la atención necesaria y ofrecerles agua de manera muy habitual.

Aunque la hidratación debe mantenerse todo el año, es durante el verano cuando se debe hacer más hincapié, debido a la gran cantidad de líquidos que pierden las personas mayores.

En las residencias de ancianos cuidan este aspecto detenidamente, especialmente las personas que son dependientes i necesitan su ayuda para poder ser hidratadas, y recordando en cada momento la importancia de beber agua a los residentes que se pueden valer por sí mismos.
Como hemos comentado, los ancianos no tienen demasiada sensación de sed, aunque su cuerpo necesite líquidos.

Entre los síntomas leves que pueden padecer las personas con deshidratación, encontramos la pérdida del apetito, la fatiga, el aumento de sueño, tener dolores constantes de cabeza, poca orina, hipotensión, etc. Y los síntomas graves que deben tratarse urgentemente con la toma de líquidos son los mareos, la debilidad, el incremento de la temperatura corporal o incluso la dificultad de hablar, entre otros.

Es imprescindible, como realizan en los geriátricos, seguir unas pautas de hidratación. La recomendación habitual es que las personas mayores beban entre 2’5 y 3 litros al día, distribuidos a lo largo del día.

En las residencias de ancianos, no obstante, valoran cada caso en particular, ya que se debe tener en cuenta las enfermedades o patologías de cada persona.

Además, para poder hidratarse correctamente, no sólo se puede hacer a través del agua, sino que también se realiza gracias al consumo de las frutas y verduras. En verano tenemos a nuestra disposición fruta con mucho contenido líquido, como el melón, la sandía, la piña, las naranjas, etc. perfecta y rica en nutrientes y agua.

En las residencias de ancianos prestan especial atención a este tema para que sus usuarios obtengan el mejor bienestar y se encuentren hidratados y saludables.

geriátricos

Actividades para fortalecer la memoria que realizan en los geriátricos

Es necesario mantener siempre despierta y viva la mente, ya que es el motor del cuerpo. Durante todas las etapas de la vida es importante la estimulación pero, en el caso de las personas mayores, es imprescindible llevar a cabo actividades para ello.

En los geriátricos realizan ejercicios específicos para fortalecer y mantener la memoria, siempre adaptados a cada persona y situación. Éstos, además de entretener y poder disfrutar haciéndolos, estimulan su mente y provocan un efecto positivo en su día a día.

Por lo tanto, en las residencias de ancianos, con la finalidad de que sus residentes sean más ágiles mentalmente y combatir el desgaste propio de la vejez o de alguna enfermedad, realizan talleres con actividades que tienen diferentes objetivos, como mantener el nivel mental que tienen actualmente o desarrollar estrategias y juegos para que tengan una actividad constante.

Algunos de los ejercicios para reforzar la memoria que ponen en práctica en los geriátricos son:

Nombrar objetos: para esta actividad, es necesario fijarse en diferentes elementos que están en un espacio en concreto y mostrarlos.
Igualmente, se puede realizar con los números. Es este caso, deben memorizar una cifra y recordarla.

Historias: de la misma manera que se narra un cuento y hay que explicarlo, este ejercicio consiste en escuchar detalles de una historia inventada o no y luego mostrar qué ha sucedido en la misma.

Crucigramas y otros juegos de mesa: los crucigramas son una excelente manera de ejercitar la memoria. Además, mejoran su vocabulario y, mientras se está llevando a cabo, se tiende a estar muy concentrado. Otros juegos pueden ser las cartas, el dómino, parchís, ajedrez, etc., todos ellos perfectos para la mente.

Otros juegos son los derivados de la música, recordando canciones o cantantes, idóneos para ayudar a fortalecer el cerebro.

Por consiguiente, en los geriátricos y residencias de ancianos trabajan para desarrollar e instaurar actividades que fomentan la actividad neuronal. Además, muchos de estos ejercicios ayudan a la interacción social, ya que algunos se realizan de manera grupal.

geriátricos madrid

Calidad y bienestar en los geriátricos en Madrid

Las residencias de ancianos y geriátricos en Madrid homologados y con todos los permisos actualizados, siguen unos protocolos rigurosos que provocan que, en sus establecimientos, se ofrezca calidad y bienestar a sus mayores.

Así, se someten a inspecciones periódicas, obteniendo la máxima seguridad tanto para las personas mayores que residan en ellas como para los familiares de éstos.

En las residencias dan mucha importancia a ciertos aspectos para que las personas se encuentren a gusto en sus centros. Algunos son:

Higiene personal: todos los ancianos gozan de la atención necesaria para que su higiene sea la necesaria pero, especialmente los que tienen alguna discapacidad o no tienen autonomía para ello, cuentan con la ayuda de los profesionales. Además de ayudarles en su aseo diario y la hidratación necesaria, para las personas que lo necesiten, constantemente les cambian los pañales o les ayudan a acudir al baño con frecuencia.

Alimentación: este factor es esencial para que las personas mayores tengan la sensación de como si estuvieran en su casa, ya que la comida cobra gran importancia. Alimentarse de manera saludable es importante, no sólo a nivel físico, sino también a nivel mental. En los geriátricos en Madrid, además, confeccionan dietas específicas según cada persona y necesidad. Es importante, en cualquier dieta sana, disminuir el consumo de sal, beber agua con frecuencia y tomar alimentos frescos, como frutas y verduras.

Emociones: de la misma manera que hay que cuidar a las personas en cuanto a la salud física, es igual de importante tener en cuenta la psicología. En este caso, es importante mantener el contacto constante con su entorno y recibir visitas de sus familiares, realizar actividades sociales dentro de la residencia, estimular la autonomía y capacidades de los ancianos y respetar su espacio.

Los geriátricos en Madrid cumplen con estos requisitos tan necesarios para que las personas mayores se sientan felices y a gusto en estos centros.

Confíe en las residencias de ancianos que trabajan de manera correcta y la calidad y el bienestar estará asegurado.

residencias ancianos

La psicología es importante en las residencias de ancianos

En todas las residencias de ancianos trabajan un equipo multidisciplinar para que las personas mayores obtengan la máxima cobertura médica i bienestar durante su estancia. Entre los profesionales del sector, encontramos los psicólogos, tan necesarios para ellos. De hecho, su trabajo es esencial en su día a día y ayuda a los ancianos durante su proceso adaptativo y les incentiva a realizar actividades, conocer compañeros, participar en los talleres, afrontar nuevos retos personales, etc.

Los psicólogos ofrecen diferentes herramientas para potenciar la calidad de vida de las personas mayores, así como entender los procesos por los que puedan pasar.

Estos profesionales tienen diferentes funciones dentro de las residencias de ancianos:

Atención personalizada: cada persona es diferente y, por lo tanto, tratan cada anciano de manera individualizada, según su personalidad, características e, incluso, por qué se encuentra en ese centro. Para ello, realizan diagnósticos emocionales y conductuales e intentan conocer todo sobre la persona para empatizar al máximo.

Comunicación: los psicólogos deben estar en constante comunicación con los residentes, para saber cómo se encuentran en cada momento y cuáles son sus necesidades emocionales, especialmente si deben afrontar alguna enfermedad.

Objetivos: es necesario, después de una evaluación previa, establecer los objetivos y programas de psicoestimulación, así como un seguimiento continuado.

Valoraciones constantes: realizar valoraciones de manera periódica, con el fin de establecer cambios según el avance emocional y las capacidades de cada persona.

Entorno: es necesario que el psicólogo involucre al entorno del anciano ya que, según la patología o enfermedad, es necesaria la aceptación de todos y saber cómo afrontarlo de la mejor manera.

Información: tanto la persona residente como su familia deben tener toda la información que el psicólogo haya recabado y qué tratamientos psicológicos se están llevando a cabo.

Como puede comprobar, los psicólogos son profesionales imprescindibles en las residencias de ancianos, y una figura esencial para su calidad y bienestar en el centro.

Está viendo el listado de geriátricos y residencias de ancianos Geriátricos residencias ancianos registradas en nuestro directorio.

Nuestro sistema promueve y fortalece la confianza de los clientes particulares, empresas, entidades e instituciones mediante un sistema de autorregulación y un certificado de confianza que garantiza a los clientes y usuarios, un servicio/producto fiable, profesional y con máximas garantías por parte de los geriátricos y residencias de ancianos Geriátricos residencias ancianos.

En Cedase disponemos de un apartado de Normas Básicas las cuales todos los geriátricos y residencias de ancianos Geriátricos residencias ancianos deben cumplir para garantizar a todos los usuarios/clientes que todos estos geriátricos y residencias de ancianos Geriátricos residencias ancianos le puedan ofrecer un óptimo servicio en el sector.

El directorio sectorial (Geriátricos y residencias de ancianos) dispone de una excelente reputación online y posicionamiento en Google dónde podrá dar a su geriátrico y residencia de ancianos en Geriátricos residencias ancianos la visibilidad y popularidad que necesita mediante las consultas más relevantes de este sector y podrá llegar a muchos más usuarios y clientes potenciales sin tener que invertir en SEO/SEM en su propia página web y/o combinar ambas estrategias.

Cedase ofrece el único modelo de directorios sectoriales fiables y con máximas garantías para los usuarios, en este caso sobre centros de geriátricos y residencias de ancianos en Geriátricos residencias ancianos.

Sobre Cedase + Geriátricos y Residencias de Ancianos

Objetivos Residencias de Ancianos

Objetivos

Nuestro directorio y sistema certificación tiene como objetivo autorregular las empresas y profesionales, promoviendo su fiabilidad e integridad.
Posicionamiento Google Residencias de Ancianos

Posicionamiento Google

Nuestro directorio sectorial está diseñado y desarrollado con una potente estrategia SEO en Google, que garantiza excelentes resultados a sus miembros.
Finalidad Residencias de Ancianos

Finalidad

Nuestro modelo tiene como finalidad integrar las empresas y profesionales en esquemas del fomento de mecanismos de autoregulación legales en la UE.
Propiedad Residencias de Ancianos

Propiedad

Este directorio sectorial y el sistema de autoregulación y certificación son propiedad de Certificaciones de Autoregulación Sectorial, sl.
Autoregulación online Residencias de Ancianos

Autoregulación online

Registre su empresa en el directorio y gestione todos sus datos a tiempo real mediante nuestra plataforma de gestión integral.
Multi dispositivo Residencias de Ancianos

Multi dispositivo

Nuestro directorio y portal sectorial se adapta a la navegación y usabilidad de todo tipo de dispositivos y plataformas online.

Noticias de Geriátricos Residencias Ancianos